miércoles, 15 de julio de 2009

BONSÁI (¿Qué es un árbol?)

Para nuestros propósitos es indispensable conocer las distintas partes de las que se componen los árboles.

PARTE SUBTERRÁNEA

Está compuesta por las raíces y su función es la de fijar la planta al suelo. Por medio de las raíces absorben el agua y los minerales disueltos, necesarios para su crecimiento. También respiran por medio de las raíces, por ello, un suelo demasiado compacto o encharcado por exceso de riego, asfixia a las raíces y la planta muere.

PARTE AÉREA

Es la parte que se encuentra fuera del suelo. El cuello, que es la zona situada a ras del suelo. Es el paso obligado para la circulación de la savia. El tallo,que tiene doble función; en primer lugar actúa como soporte. En segundo lugar sirve para transportar la savia. La hoja es el elemento que da al árbol su encanto y carácter. Su crecimiento es muy limitado y en los bonsái se intenta reducir su tamaño.

COMENZAR

Para empezar es mejor comprar un árbol que tenga algo de forma y si puede ser que proceda de nuestro mismo clima, así se adaptará mejor.

Se tiene que tener presente que para un principiante es mejor un árbol que nos resulte económico ; ya tendremos tiempo de comprar ejemplares caros cuando seamos mas veteranos. También podemos empezar en el cultivo del bonsái con la recuperación de algún ejemplar de los que encontramos en la naturaleza.

Podemos plantar semillas ,hacer un acodo en alguna rama interesante,o quizás plantando esquejes sacados también de otro ejemplar. El desarrollo y cultivo del bonsái lleva años, pero no hay que desalentarse por ese hecho, ya que los años van a pasar de todos modos. Conocer el emplazamiento o situación mejor para nuestro árbol es de suma importancia.

Para empezar es mejor comprar un árbol que tenga algo de forma y si puede ser que proceda de nuestro mismo clima, así se adaptará mejor.

Se tiene que tener presente que para un principiante es mejor un árbol que nos resulte económico ; ya tendremos tiempo de comprar ejemplares caros cuando seamos mas veteranos. También podemos empezar en el cultivo del bonsái con la recuperación de algún ejemplar de los que encontramos en la naturaleza.

CONSEJOS

Para iniciarse en el cultivo del bonsái, la mejor manera de disfrutar de esta afición es a partir de jóvenes plantas de vivero.Es una opción al alcance de todos los bolsillos.

Podemos recoger ejemplares de la naturaleza pero es una operación muy delicada, dependiendo de la edad de la planta. Las plantas jóvenes no suelen presentar grandes problemas, y el trasplante puede hacerse después de un año de aclimatación.

Los ejemplares de más de cuatro años, que son los más interesantes, suponen un verdadero y largo trabajo que suele durar muchos años.

 
IR ARRIBA
Nos puedes seguir en