domingo, 14 de febrero de 2010

Plantas mediterráneas

Salvo algunas excepciones, como el granado, las plantas mediterráneas aptas para ser trabajadas
como bonsái poseen follaje perenne.
Aunque soportan muy bien vivir al aire libre en verano y a pleno sol, deben protegerse durante el invierno.
Esta precaución es indispensable y permite cultivar y conservar plantas notables que se prestan muy bien para
el trabajo de bonsái.
Estas plantas aportan un aire veraniego, sin alcanzar el carácter artificial de los bonsái tropicales.
Las técnicas de cultivo son semejantes para todas las especies:
riego regular  pero sin exceso, buen drenaje, fertilización regular y poda y despunte en los periodos
de crecimiento.
En invierno se debe respetar el periodo de reposo, reduciendo el riego y evitando la calefacción
donde se encuentre el bonsái, ya que continuaran creciendo y morirán por agotamiento.
madroño

MADROÑO (Arbutus unedo)
De origen incierto, es muy apreciado por su follaje perenne,
su floración blanca y sus frutos rojos en forma de fresa.
florece en otoño o en primavera.








fuchsia
FUCSIA(Fuchsia)
Es conocida por su notable floración en forma de campanillas,
en general bicolores, que se prolongan durante todo el verano
y que le da interés como bonsái, ya que las flores brotan sin
dificultad en las ramas cortas. Lignifica muy bien.










myrtus-communis-bonsai
MIRTO(Myrtus communis)
Muy cercano a la mirsina, el mirto es un arbusto que crece
espontáneamente en los países mediterráneos.
Posee un follaje  fino , perenne y una espléndida flor blanca
en verano.
Debido a sus pequeñas hojas y  su madera fina y nudosa,
se presta muy bien para la confección de un bonsái.






nandina  doméstica
NANDINA( Nandina doméstica)
No es sorprendente que siendo originaria de china y de Japón, la nandina
figure entre los clásicos de los bonsái chinos ya que es el símbolo de la felicidad.
Sus hojas se parecen a las del bambú, pero el parecido termina con ellas.
a través de la poda se logra un hermoso tronco.
Una de las características de la nandina es su floración entre junio y julio,
seguida de flores de color naranja.
Sus hojas son perennes y cambian de color en otoño, tomando un tono
rojizo.




OLIVO(Olea europaea)
Símbolo de paz, el olivo es el árbol de la cuenca mediterránea que no figura
en el inventario japonés.
Sin embargo se presta para bonsái , partiendo de una planta joven o bien de 
una rama en la que se desarrollan los retoños. Son celebres sus hojas de un verde
grisáceo, su madera y su fruto que no es difícil obtener incluso de una
planta joven.


quercus ilex
ENCINA(Quercus ilex)
La encina , característica del clima mediterráneo, es parecida al acebo.
Aunque ciertos aficionados la aprecian mucho, solo se menciona de pasada
ya que es muy difícil de cultivar por su sensibilidad al exceso de agua
y sobre todo a los suelos asfixiantes.






punica granatun nana
GRANADO ENANO(Punica granatum nana)
El granado es un arbolito mediterráneo de pequeñas hojas verdes,
caducas y tronco delgado.
La variedad enana es interesante por la facilidad de su cultivo
como bonsái y por su floración estival.







Dentro del grupo de las plantas mediterráneas nos quedan algunas por mencionar, entre ellas están:
El Pistachero, el Sen,Grevillo,Jacarandá,Romero rastrero y el Geranio.

0 comentarios:

 
IR ARRIBA
Nos puedes seguir en